Con el propósito de promover la excelencia en los Programas de Preparación de Maestros, en octubre de 1998, el Congreso de los Estados Unidos, a través de la Ley Federal de Educación Superior (Reauthorization of the Higher Education Act) estableció que, todo colegio o universidad que recibe fondos federales de Título II y que ofrece programas de preparación de maestros deberá desarrollar y publicar anualmente un informe sobre el desempeño de sus estudiantes en estos programas.


Para garantizar que la calidad de los maestros se mantenga en el más alto nivel, el Congreso de los Estados Unidos aprobó en diciembre de 2001 la ley "Que Ningún Niño Se Quede Atrás" (No Child Left Behind). Esta ley define los títulos o la certificación universitaria y la experiencia profesional que necesitan tener los maestros o asistentes de maestro que trabajan en cualquier aspecto relacionado con la enseñanza en el salón de clases. La ley establece que los estados deben elaborar planes para lograr la meta o el objetivo nacional de que todos los maestros de materias básicas estén altamente cualificados antes de finalizar cada año escolar.


En términos generales, esta ley requiere que todo maestro:

  • tenga un grado de bachiller;

  • reúna todos los requisitos para la certificación que establece cada estado;

  • demuestre total dominio del área de contenido que enseña.


En Puerto Rico se estableció un Comité Timón, compuesto por el Consejo de Educación de Puerto Rico, el Departamento de Educación de Puerto Rico y el College Board, que prepara anualmente un boletín informativo. Este boletín contiene el calendario de eventos para preparar las cohortes y las definiciones utilizadas en su preparación. Para los boletines informativos debe acceder a Boletines Informativos.


Puede acceder a las guías para la preparación de los informes institucionales y estatales y a las últimas ediciones de los informes anuales a través de http://www.title2.org.